Socialeaters

No hay nada como la comida

Cómo hacer garbanzos con espinacas al microondas

Los garbanzos son una legumbre muy humilde, pero que se puede combinar con muchos otros ingredientes para crear un plato completo y muy elegante.
Un ejemplo nos lo da el blog contigoenlaplaya.com, que mezcla los garbanzos con pasta. Si, con pasta también.

En esta ocasión, os vamos a enseñar una receta más tradicional, los típicos garbanzos con espinacas de toda la vida, pero en esta ocasión en versión rápida, al microondas.

Cómo hacer garbanzos con espinacas al microondas

Porque las legumbres (en este caso unos garbanzos) también se pueden hacer en el microondas. Mucho más rápidas y sencillas.

Ingredientes para 4 personas

Indicaciones para hacer los garbanzos

En un recipiente apto para el microondas ponemos el aceite, el chorizo y el tocino troceado, y lo cocinamos en el microondas durante 4 minutos a la potencia máxima.

Por otra parte, en un mortero, machacamos el ajo y las almendras. Cuando esté triturado, añadimos 2-3 cucharadas de caldo y lo ligamos hasta obtener una pasta líquida.

Lo añadimos al recipiente donde está la carne, junto con la salsa de tomate y las espinacas congeladas, para cocinarlo durante 7 minutos a la misma potencia.

Sacamos el recipiente, lo removemos todo para que las espinacas se repartan uniformemente, y lo volvemos a introducir otros 4 minutos más.

Agregamos el caldo, los garbanzos, el huevo duro picado y el perejil. Sazonamos con sal y lo cocinamos en el microondas durante 5 minutos, a potencia máxima.

Cuando lo saquemos, lo removemos todo bien para comprobar que no haya alguna zona más fría que otra.

Para hacer los garbanzos de manera tradicional, hay que tenerlos en remojo la noche anterior (o por lo menos durante 8 horas). Y al día siguiente, hay que cocerlos en agua y sal durante un par de horas, o hasta que los garbanzos estén tiernos.

Se pueden cocer con el tocino y el chorizo, para que se vaya ligando la grasa con el caldo. Los últimos 15 minutos, se añaden el majado de almendras y ajo, y las espinacas congeladas, que se hacen muy deprisa.

Por último, picamos el huevo encima de los garbanzos y espolvoreamos el perejil.