Socialeaters

No hay nada como la comida

Los mejores restaurantes de España

Que España está a la cabeza de la gastronomía en el mundo, no es nuevo. Tenemos 7 restaurantes españoles en la lista de los 50 mejores del mundo, y eso es algo de lo que estar orgullosos.

En ciudades como San Sebastián, Barcelona y Sevilla, la comida no es sólo un arte, es una cultura. Somos el hogar de algunos de los genios culinarios del mundo, y por eso no puedes perderte estos restaurantes, que no están demasiado lejos de ti.

Los mejores restaurantes de España

España es el líder gastronómico del mundo, y cada año hay más restaurantes en esa lista. Disfruta de ellos, reservando cita primero, claro.

Quique Dacosta (Dénia)

El restaurante se llama así por su chef ejecutivo y propietario, Quique Dacosta. Nada tiene que ver con el resto de restaurantes que se extienden por la costa de Denia. ¿Qué tiene de diferente su restaurante? Que ha sabido utilizar la flora local para incorporarla en una selección de menús degustación, que se extienden hasta unos 30 platos y más allá.

Azurmendi (Larrabetzu)

Es imposible hablar del Azurmendi sin mencionar los ultrasonidos, que se utilizan para modificar la textura de los alimentos. Una técnica vanguardista que su chef, Eneko Atxa, ha incorporado desde que abrió las puertas de su primer restaurante en 2005.

Arzak (San Sebastian)

Del restaurante de Arzak contrasta su vieja fachada con la cocina tan innovadora que hay en el interior. El Pais Vasco está influenciado por el mar, pero no se limita a los pescados y a los productos locales.

Los ingredientes de Arzak van del chile coreano a la salsa de ssämjang, mezclados con unas humildes lentejas, elaborando un plato simplemente espectacular.

Asador Etxebarri (Atxondo)

Víctor Arguinzoniz, el chef fundador del Asador Etxebarri, es considerado como el padre fundador de barbacoa europea. Utiliza la parrilla y el humo para hacer todos sus platos, pero toma la inspiración de su tierra natal para hacer unos platos excelentes.

Mugartiz (San Sebastian)

En Mugaritz no hay menú. En su lugar hay 24 platos individuales que satisfacen todas las necesidades culinarias de los clientes. Esta rebeldía solo es un ejemplo de cómo Mugaritz prescinde de las normas de los restaurantes tradicionales en su afán por ofrecer una experiencia sensorial completa.

Los centros de mesa y los cubiertos comestibles son otro de los ejemplos de que nada es lo que parece. Vas a tener un montón de sabores, olores y texturas de las que disfrutar.

El Celler de Can Roca (Girona)

El Celler de Can Roca ha sido el mejor restaurante del mundo durante el pasado año, pero desgraciadamente ahora está en el número 2. Basta decir eso para pasarse por sus instalaciones y comprobar en carne propia porqué es el mejor del mundo.