Socialeaters

No hay nada como la comida

Consejos para cocinar mejor

Cuando una elaboración se pegue en el fondo de la cazuela, no hay que removerlo ni rascarlo, hay que poner el fondo de la cazuela en agua fría y dejar que se enfríe. Saca el contenido de la cazuela a otra nueva sin despegar el fondo, pues esa parte sabrá a quemado.

Un ingrediente que se suele pegar al fondo es la leche. Para evitar que pase esto, lo mejor es añadir un poquito de agua antes de la leche.

Consejos para cocinar mejor

Al freír un huevo, antes de tocar con la espumadera el huevo, hay que introducirlo en el aceite caliente para que se vaya calentando y no haya una brusca diferencia de temperatura. Así no se pegará al huevo y no se romperá.

Si quieres montar nata líquida, tanto la nata como el recipiente donde la montes deben estar muy fríos. Puedes meterlos 10 minutos en el congelador antes de montarla.

Si tienes que pelar muchos ajos, sumérgelos en agua durante unos minutos para ablandar la piel y que salga más fácilmente.

Los ajos hay que freírlos muy poco tiempo, porque dorados tienen un sabor muy agradable, pero en cuando se queman un poco, resultan desagradables. Por eso se suelen añadir al final de las preparaciones.

La masa de las croquetas tiene que estar blanda, cuanto más te cueste darles forma, más suaves quedarán. La masa se puede ablanda añadiendo más cantidad de leche durante su cocción. Para que no rompan al freírlas, hay que tener el aceite muy caliente.

Si quieres cocer verduras y que tengan la textura correcta y un color verde brillante, una vez cocidas en agua hirviendo, interrumpe la cocción introduciéndolas en agua fría o helada. Así se quedará con el punto de cocción correcto.

Para quitarles el exceso de sal a el tocino o bacon ahumado, cuécelos hasta que lleguen a hervir y refréscalos en agua fría posteriormente.

Puedes hacer aceites perfumados para terminar los platos añadiendo hierbas aromáticas al aceite. Añade romero, tomillo o cualquier otra hierba en una botella de cristal con aceite y tápalo.

Al abrir una conserva, no hay que guardarla de nuevo dentro de la lata, hay que hacerlo en otro recipiente que no sea oxidable.

Si quieres sacar todo el jugo de los cítricos, hay que meterlos unos segundos en el microondas.

Si tienes que añadir unas gotas de jugo de limón a una preparación, no cortes el limón entero, hazle un agujero y presiónalo para que salgan unas gotas.

El chocolate a la taza está mucho más rico si le agregas un poquito de café molido o de canela.

Cuando desmoldes un bizcocho, deja que enfríe completamente encima de una rejilla de metal para que transpire por debajo, así no se ablandará.

Si quieres abrir un tarro, ponte unos guantes de goma y así no se te resbalará la tapa.

Si quieres servir los cócteles con un toque festivo, moja el borde de las copas y luego sumérgelas en azúcar. El azúcar se quedará todo alrededor del borde.